Si tienes que cambiar la cerradura y no sabes muy bien por dónde empezar, además de asesorarte por los Cerrajeros urgentes San Sebastian debes tener en cuenta todas las opciones que encontrarás en el mercado que te aseguramos son variadas.

Pues bien, en primer lugar cabe destacar el candado. Se trata de un pequeño candado móvil con una barra curvada, llamada grillete, que se adjunta en dos puntos a una carcasa de metal que contiene el mecanismo de bloqueo, algunos de ellos además presentan mecanismos que puedes cambiar para colocar otra llave si es necesario.

Por otro lado, encontramos un cerrojo convencional que no es más que una cerradura de la puerta de dos caras que a menudo se encuentra justo por encima de una manija de la puerta. Los cerrojos pueden ser de una sola cara, que cuenta con una tecla de bloqueo en la parte exterior y una perilla en el interior, de doble cara, que cuenta con una cerradura con llave por ambos lados, y de pulgar de vuelta con llave.

Hay que tener en cuenta que los tipos de cerradura son a menudo diseñadas para sus usos específicos. Por ejemplo, un cierre de pantalla es un cierre de botón común, por lo general negro, que se utiliza para abrir las puertas de la pantalla exterior, mientras que un pestillo de puerta corredera se monta generalmente en el lado de las puertas corredizas y es un poco más sofisticado que el pestillo de la puerta de la pantalla, ya que contiene un gancho en su interior.

El cierre de la puerta de seguridad es muy común en las puertas residenciales, y es útil para una mayor seguridad, ya que hace que la puerta sea imposible de abrir desde el exterior.

Así que ahora que ya sabes más los tipos de pestillo que te puedes encontrar en el mercado es hora de decidir cuál es el que necesitas para tu casa o para aquello que requieras la ayuda de un cerrajero profesional. Sólo te quedará encontrar al profesional correspondiente que lleve a cabo esta tarea en tu ciudad.