Mes: septiembre 2017

Cómo conseguir persianas

Aunque nos pueda parecer un objeto muy cotidiano en nuestro día a día, y que por ello no lo apreciamos demasiado en nuestra vida cotidiana, lo cierto es que debemos aprender a valorar la presencia de persianas en nuestras ventanas ya que son muchos los países en los que no se acostumbra a vestir las ventanas con persianas y en los que, cuando nos vemos obligado a vivir en ellos, nos choca mucho no tener alguna manera con la que poder frenar la luz del día mientras dormimos. Por ello, no hay nada mejor como conseguir unas persianas alicantinas baratas.

 

Este tipo de persianas de tipo persianas alicantinas baratas han sido de forma tradicional las persianas más presentes en nuestros hogares son las persianas de tipo enrollable, que tienen cuerdas o alambres en los ganchos uniendo las diferentes láminas que la forman y que pueden subirse y bajarse con ayuda de una cuerda manual o con ayuda de un mecanismo eléctrico automático en el caso de los tipos más modernos.

 

Para conseguir unas persianas alicantinas baratas, algo que tendrá mucho que ver será el tamaño o el material del que esté hecho la propia persiana, y es que pueden estar hechas de madera o de plástico, siendo estas últimas, por regla general, las que se pueden encontrar en el mercado a un precio más barato, y pudiendo encontrarlas en una gran variedad de estilos y de colores.

Además de eso, unido a la variabilidad de precios dentro de la categoría de persianas alicantinas baratas, también cabe decir que este tipo de persianas y sus diferentes materiales ofrecen características y materiales que hacen que tenga una gran resistencia tanto al frio, como al calor como a la humedad, o lo que es lo mismo, ofrecen gran resistencia a las diferentes condiciones meteorológicas, por lo que están totalmente indicadas para su uso en exteriores al ofrecer alta resistencia y durabilidad.

En caso de que queramos colocar nuestra persiana en zonas más interiores, no hay nada mejor como las persianas alicantinas baratas hechas de madera que ofrecen un aspecto ideal para la decoración dando calidez y estilo elegante y sofisticado al hogar.

Las nuevas tecnologías también en el inodoro

¿Has pensado en rehabilitar el baño? Pues espera a leer algunas de las últimas tendencias tecnológicas aplicadas a esta zona del hogar. Porque los gurús de la tecnología no solo piensan en coches autónomos y en llegar a Marte, también consideran que todavía podemos progresar mucho más si hablamos de la ducha y en el inodoro. Porque, al fin y el cabo, por la ducha y el inodoro pasamos mucho más a menudo que otros planetas del Sistema Solar…

A la hora de reforma baño el común de los mortales nos planteamos cosas bastante normales como cambiar la grifería o transformar la bañera en una ducha hidromasaje. Pues bien: las últimas tendencias en tecnología están ensayando con la inclusión de luces LED de colores o el hilo musical en la ducha y las pantallas táctiles que permiten grabar las preferencias por temperatura del agua de cada usuario.

Lo de las luces LED de colores en el baño nos puede resultar algo sorprendente pero si hemos ido a algún spa ya habremos visto zonas en las que se hace uso del color para despertar determinadas sensaciones en nuestro cerebro: es la denominada cromoterapia. Como parte de las medicinas alternativas más modernas que tratan de usar procedimientos no farmacológicos, la cromoterapia tiene un uso cada vez más extendido en diferentes ámbitos, incluido el hogar.

¿Has pensado incluir un sistema de audio en tu próxima reforma baño? Esto no resulta, ni mucho menos, tan descabellado. ¿Tú también cantas en la ducha? El agua y la música parecen tener una muy buena relación. Con el avance en los dispositivos conectados, ahora es mucho más fácil contar con un aparato Bluetooth que nos permita elegir nuestra música preferida, además teniendo en cuenta que cada vez más teléfonos son resistentes al agua.

En cuanto a la regulación digital de la temperatura estamos ante toda una realidad que a no mucho tardar estará en la mayoría de los hogares. Se trata de una forma de ahorrar agua y energía, evitando esos segundos (a veces eternos y desagradables) hasta que encontramos el punto exacto de temperatura del agua para ducharnos.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén